¡Quiero Más Ciencia!

La publicación digital “Quiero Más Ciencia” se centra en presentar los avances más relevantes y emocionantes en ciencia, tecnología, salud, medio ambiente y sociedad.

Agua subterránea en riesgo, afectaría a 500 millones de personas

3 min lectura
Agua subterránea en riesgo: a medida que aumenta la temperatura global, el calor se infiltra en el suelo, calentando lentamente los acuíferos
¡Comparte este artículo!

Cerca de 1.200 millones de personas dependen del agua subterránea, un recurso vital que el cambio climático amenaza poniendo este recurso en riesgo.

CONTENIDOS

La sed del planeta: agua subterránea, un recurso vital

Cerca de 1.200 millones de personas en todo el mundo dependen del agua subterránea para su consumo diario. Este recurso vital, presente en acuíferos bajo la superficie terrestre, representa casi un tercio del agua dulce accesible del planeta.

Sin embargo, el cambio climático amenaza con alterar este equilibrio hídrico de forma irreversible. Un estudio reciente publicado en Nature Geoscience revela que, a finales de siglo, hasta 590 millones de personas podrían verse privadas de agua subterránea segura para beber.

Las regiones con acuíferos poco profundos o altas tasas de calentamiento serán las más afectadas.

Agua subterránea en riesgo: el aumento de las temperaturas

Las aguas subterráneas, a pesar de estar aisladas del calor superficial, no son inmunes al cambio climático. A medida que la temperatura global aumenta, el calor se infiltra en el suelo, calentando lentamente los acuíferos.

Si bien este proceso puede tardar décadas, las consecuencias son alarmantes. El aumento de la temperatura del agua subterránea favorece la proliferación de bacterias y la disolución de minerales nocivos, como el arsénico o el manganeso, convirtiéndola en tóxica para el consumo humano.

Un futuro incierto: millones de personas en riesgo

El estudio, realizado por un equipo internacional de investigadores, analizó diferentes escenarios de calentamiento global y su impacto en las aguas subterráneas. En el peor de los casos, casi 590 millones de personas podrían depender de fuentes de agua que no cumplen con los estándares de potabilidad para el año 2100.

Las regiones más afectadas serían aquellas con acuíferos poco profundos o tasas de calentamiento atmosférico elevadas. Entre las comunidades más vulnerables se encuentran las que ya sufren escasez de agua y tienen menos recursos para implementar medidas de tratamiento.

El aumento de temperatura favorece bacterias y disuelve minerales nocivos, como arsénico o manganeso, volviéndola tóxica.

Investigación innovadora: mapeando el riesgo

Para comprender mejor la distribución del riesgo, los investigadores desarrollaron una aplicación interactiva de Google Earth Engine. Esta herramienta permite explorar los cambios proyectados en la temperatura del agua subterránea a nivel global.

Al ingresar su ubicación, cualquier persona puede visualizar el impacto potencial del cambio climático en su región. Esta información es útil para la toma de decisiones y la implementación de estrategias de adaptación al cambio climático.

Te Puede Interesar:

El agua subterránea, un recurso vital en peligro y en recuperación: Agua subterránea en riesgo, afectaría a 500 millones de personas

Agua subterránea en riesgo: protegiendo nuestro recurso vital

Los hallazgos de este estudio son un llamado urgente a la acción. La protección de las aguas subterráneas debe convertirse en una prioridad global. Es necesario implementar medidas para reducir las emisiones de gases de efecto invernadero y mitigar el cambio climático.

Paralelamente, se deben desarrollar soluciones tecnológicas y estrategias de gestión del agua que permitan a las comunidades vulnerables acceder a agua potable segura. La colaboración internacional y la inversión en investigación son esenciales para garantizar un futuro sostenible con agua para todos.

Comunidades vulnerables: la primera línea del cambio climático

Las comunidades que dependen del agua subterránea para su supervivencia son las primeras en sufrir las consecuencias del cambio climático. La escasez de agua potable segura puede tener un impacto devastador en la salud, la economía y el desarrollo social.

Es fundamental garantizar que estas comunidades tengan acceso a información precisa sobre los riesgos y las medidas de adaptación disponibles. El empoderamiento de las comunidades locales es clave para construir resiliencia y encontrar soluciones sostenibles a la crisis del agua.

sequía, cambio climático, La Niña, seguridad alimentaria, ayuda humanitaria,

Hasta 590 millones de personas podrían depender de agua no potable para 2100, según un estudio reciente.

Tecnologías para un futuro sostenible

La innovación tecnológica puede jugar un papel crucial en la gestión del agua subterránea en un contexto de cambio climático. Existen diversas tecnologías, como la desalinización, la purificación de agua y la recarga artificial de acuíferos, que pueden ayudar a garantizar la disponibilidad de agua potable segura.

La inversión en investigación y desarrollo de estas tecnologías, junto con su implementación responsable y accesible, es esencial para construir un futuro sostenible con agua para todos.

Para seguir pensando

La crisis del agua subterránea es un desafío global que requiere una respuesta global. Gobiernos, organizaciones internacionales, empresas, comunidades y ciudadanos deben trabajar juntos para proteger este recurso vital y garantizar el acceso a agua potable segura para todos. La acción individual, desde el consumo responsable del agua hasta el apoyo a iniciativas de conservación, también juega un papel importante. Juntos, podemos construir un futuro sin sed, donde el agua subterránea siga siendo una fuente de vida para las generaciones venideras.