¡Quiero Más Ciencia!

La publicación digital “Quiero Más Ciencia” se centra en presentar los avances más relevantes y emocionantes en ciencia, tecnología, salud, medio ambiente y sociedad.

Descubren cómo se formó la Gran Esfinge de Guiza

5 min lectura
Investigaciones recientes, como un experimento de dinámica de fluidos, respaldan la teoría de que la forma de la Gran Esfinge de Guiza se debe a la erosión natural.
Esfinge, Guiza, Egipto, Antigüedad, Arquitectura.
¡Comparte este artículo!

La Gran Esfinge de Guiza

La Gran Esfinge de Guiza es una enorme escultura de piedra que representa a un león con cabeza humana. Se encuentra en la meseta de Guiza, al oeste del río Nilo, en Egipto. Es la esfinge más grande y antigua del mundo, con unos 73 metros de largo, 20 metros de alto y 14 metros de ancho. Se estima que fue construida hace unos 4.500 años, durante el Imperio Antiguo de Egipto.

¿Cómo se formó la Gran Esfinge de Guiza?

Existen varias teorías sobre cómo se formó la Gran Esfinge de Guiza, pero ninguna es definitiva. Algunos expertos creen que fue tallada directamente sobre una roca natural, aprovechando su forma alargada y su orientación hacia el este. Otros piensan que fue construida con bloques de piedra extraídos de una cantera cercana, y que luego se le añadió el revestimiento y los detalles. También hay quienes sugieren que la esfinge fue originalmente una escultura de un león completo, y que más tarde se le cambió la cabeza por una humana.

En 1981, el geólogo Farouk El-Baz propuso una teoría basada en la geología. Según él, los antiguos egipcios no construyeron la esfinge desde cero, como las pirámides, sino que se encontraron con una roca erosionada por el viento que tenía los contornos generales de la esfinge. Entonces, los canteros le dieron forma y tallaron la cabeza.

Un experimento basado en la dinámica de fluidos

Ahora, un equipo de científicos de la Universidad de Nueva York ha puesto a prueba esta teoría mediante un experimento de dinámica de fluidos. Crearon formas en miniatura con forma de león a partir de arcilla y las sometieron al flujo de agua. Observaron cómo el agua erosionaba la arcilla, pero dejaba intactas unas piezas de plástico que simulaban inclusiones duras en la roca.

El resultado del experimento fue sorprendente. El agua corroyó la arcilla, pero el plástico no erosionable se mantuvo intacto, creando una forma muy parecida a un león sentado o en reposo. Los científicos compararon esta forma con la de la esfinge y vieron que coincidían. Esto apoya la idea de que la roca original de la esfinge tenía una forma similar a la de un león.

Los científicos explicaron que este fenómeno se debe a la interacción entre el fluido y el sólido. El fluido erosiona el sólido, pero el sólido obliga al fluido a ajustarse a su forma. Esto retroalimenta el flujo y cambia los índices de erosión y cómo se distribuyen por la superficie. Así, el fluido puede crear formas que recuerdan a animales o criaturas fantásticas.

Una explicación basada en la naturaleza

Los científicos también señalaron que en la naturaleza existen accidentes geológicos llamados yardangs, que son crestas afiladas e irregulares de arena compacta. Estos yardangs pueden resistir mejor la erosión que la arena suelta y pueden tener formas alargadas y curvas. Los científicos sugirieron que los antiguos egipcios pudieron encontrar un yardang natural que les inspiró para crear la esfinge.

Te Puede Interesar:

Impacto de Theia: el choque planetario que creó la Luna: Descubren cómo se formó la Gran Esfinge de Guiza

¿Quién mandó construir la Gran Esfinge de Guiza?

Tampoco hay una respuesta clara sobre quién mandó construir la Gran Esfinge de Guiza. La teoría más aceptada es que fue el faraón Jafra, que gobernó Egipto entre el 2558 y el 2532 a.C., y que también construyó la segunda pirámide de Guiza. Según esta teoría, la cabeza de la esfinge sería un retrato del propio Jafra, y su cuerpo simbolizaría su poder y su protección sobre el país. Otra teoría alternativa es que fue el faraón Kefrén, padre de Jafra, el que mandó hacer la esfinge, y que su cabeza sería la de su abuelo Jufu, constructor de la gran pirámide.

El significado de la Gran Esfinge de Guiza

La Gran Esfinge de Guiza tiene un significado religioso y simbólico para los antiguos egipcios. La esfinge era un ser mitológico que combinaba rasgos de diferentes animales, y que representaba la sabiduría, el misterio y la fuerza. La cabeza humana simbolizaba la inteligencia y el poder del faraón, mientras que el cuerpo de león representaba su valor y su autoridad. La esfinge también estaba relacionada con el dios solar Ra, ya que miraba hacia el este, donde salía el sol cada mañana.

Algunos misterios rodean a la Gran Esfinge de Guiza

La Gran Esfinge de Guiza ha sido objeto de numerosas investigaciones y especulaciones a lo largo de la historia. Algunos de los misterios que rodean a esta obra son:

  • Su verdadera antigüedad: algunos estudiosos creen que la esfinge es mucho más antigua de lo que se cree, y que podría datar del 10.500 a.C., coincidiendo con la era pre-dinástica de Egipto o incluso con una civilización anterior.
  • Su desgaste: se desconoce cómo se ha erosionado tanto la superficie de la esfinge, si por efecto del viento, del agua o de la acción humana. Algunos afirman que hay evidencias de lluvia en la roca, lo que indicaría un clima diferente al actual en el pasado.
  • Su función: se ignora cuál era el propósito original de la esfinge, si era un monumento funerario, un templo sagrado, un observatorio astronómico o una simple obra decorativa.
  • Su secreto: se especula con que la esfinge oculta algún tipo de cámara o pasadizo secreto en su interior, donde se guardarían tesoros o conocimientos ocultos.

Curiosidades sobre la Gran Esfinge de Guiza

La Gran Esfinge de Guiza también tiene algunas curiosidades que vale la pena conocer:

  • Su nombre: el término “esfinge” proviene del griego “sphinx”, que significa “estrangular”. Los griegos llamaron así a esta criatura porque en su mitología había una esfinge que planteaba enigmas a los viajeros y los mataba si no los resolvían. Sin embargo, los egipcios la llamaban “hu” o “joremajet”, que significa “el horizonte” o “el que está en el horizonte”.
  • Su nariz: se desconoce cómo perdió la nariz la esfinge, pero hay varias leyendas al respecto. Una dice que fue el emperador Napoleón quien ordenó dispararle con un cañón durante su campaña en Egipto. Otra dice que fue un jeque musulmán quien la destruyó con un martillo por considerarla una idolatría. Y otra dice que fue un ladrón quien la arrancó para venderla como reliquia.
  • Su restauración: la esfinge ha sido restaurada varias veces a lo largo de su historia, tanto por los propios egipcios como por otros pueblos que la admiraron. La primera restauración documentada se remonta al año 1400 a.C., cuando el faraón Tutmosis IV mandó limpiar y reparar la esfinge, que estaba cubierta de arena. La última restauración se realizó entre 1998 y 2010, cuando se reforzaron las grietas y se reemplazaron algunos bloques de piedra.

Para seguir pensando

La Gran Esfinge de Guiza tiene un gran impacto cultural, histórico y turístico en el mundo. Es una de las obras más emblemáticas y reconocibles de la antigua civilización egipcia, y una de las más antiguas y grandes del mundo. Es también una fuente de inspiración para el arte, la literatura, el cine y la ciencia, ya que ha generado numerosas obras y teorías sobre su origen, su significado y sus secretos. Además, es uno de los principales atractivos turísticos de Egipto, y recibe millones de visitantes cada año.

FAQ

¿Cómo se formó la Gran Esfinge de Guiza?

Aunque las teorías varían, algunos expertos sugieren que la esfinge se formó naturalmente a partir de una roca erosionada, mientras otros creen que fue esculpida y construida por los antiguos egipcios.

¿Quién mandó construir la Gran Esfinge de Guiza?

La teoría más aceptada sugiere que el faraón Jafra, que también construyó la segunda pirámide de Guiza, fue el responsable de la construcción.

¿Cuál es el significado simbólico de la Gran Esfinge?

La esfinge simboliza la sabiduría, el misterio y el poder del faraón. La cabeza humana representa inteligencia, mientras que el cuerpo de león simboliza valor y autoridad.