ELIMINAR EL TÉRMINO “RAZA” EN LOS ESTUDIOS GENÉTICOS

4 min lectura
Al Eliminar el término "raza" en los estudios genéticos se busca evitar la simplificación de la complejidad genética y prevenir prejuicios.
Eliminar, raza, estudios genéticos, ascendencia, similitud genética,
¡Comparte este artículo!

Las consecuencias de usar “raza” en la investigación genética puede llevar a interpretaciones erróneas, estereotipos y discriminación, así como ignorar la diversidad de las poblaciones.

CONTENIDOS

¿Por qué debemos eliminar el término “raza” en los estudios genéticos?

La idea de que los humanos se pueden clasificar en razas distintas basadas en sus genes ha sido ampliamente cuestionada por la ciencia. Al eliminar el término “raza” en los estudios genéticos se busca evitar la simplificación de la complejidad genética y prevenir prejuicios. No solo es una forma inexacta de medir la variación genética, sino que también puede conducir a prejuicios y discriminación contra ciertos grupos. Por eso, un comité de expertos ha recomendado que los investigadores dejen de usar el término “raza” en la mayoría de los estudios genéticos y que utilicen otros criterios más precisos y relevantes para describir las poblaciones. En este artículo, explicaremos las razones y las implicaciones de esta propuesta.

Problemas de usar el término “raza” en los estudios genéticos

El término “raza” se ha utilizado históricamente para agrupar a las personas según características físicas como el color de la piel, el cabello o los ojos. Sin embargo, estas características no reflejan la verdadera diversidad genética de los humanos, que es mucho más compleja y dinámica. Todas las poblaciones humanas se han mezclado y se han desplazado a lo largo de la historia, lo que hace que no existan límites claros entre ellas. Además, las diferencias genéticas entre individuos dentro de una misma población son mayores que las diferencias entre poblaciones. Por lo tanto, usar el término “raza” para clasificar a los humanos es arbitrario y engañoso.

Consecuencias de usar el término “raza” en los estudios genéticos

Usar el término “raza” en los estudios genéticos puede tener consecuencias negativas tanto para la ciencia como para la sociedad. Por un lado, puede llevar a conclusiones erróneas sobre el papel de los genes en la determinación de la salud y los rasgos de las personas, ignorando otros factores ambientales, sociales y culturales. Por otro lado, puede reforzar estereotipos y prejuicios sobre ciertos grupos, favoreciendo la discriminación y la desigualdad. Además, puede excluir o invisibilizar a las personas que no se ajustan a las categorías raciales establecidas, negando su diversidad y su identidad.

Te Puede Interesar:

Los reinos biológicos: una clasificación para entender la vida: ELIMINAR EL TÉRMINO “RAZA” EN LOS ESTUDIOS GENÉTICOS

¿Qué alternativas hay al uso del término “raza” en los estudios genéticos?

El comité de expertos convocado por las Academias Nacionales de Ciencias, Ingeniería y Medicina (NASEM) ha publicado un informe en el que pide una revisión de la forma en que se utiliza el término “raza” en los estudios genéticos. El informe recomienda que los investigadores eliminen el término “raza” en la mayoría de los casos y que utilicen otros descriptores más precisos y relevantes para su investigación, como la etnia, la geografía, la ascendencia o la similitud genética.

  • La etnia se refiere a la identidad cultural compartida por un grupo de personas, que puede incluir elementos como el idioma, la religión, las tradiciones o la historia.
  • La geografía se refiere al lugar donde vive o se originó una persona o un grupo.
  • La ascendencia se refiere al linaje genético de una persona o un grupo, que puede rastrearse mediante el análisis del ADN.
  • La similitud genética se refiere al grado de parentesco entre dos individuos o grupos, que se puede calcular comparando sus genomas con los de otras poblaciones.

¿Cómo se determina la ascendencia mediante la similitud genética?

La similitud genética es un método que permite estimar la ascendencia de un individuo o un grupo comparando su ADN con el de unos genomas de referencia. Los genomas de referencia son colecciones de secuencias de ADN obtenidas de distintas poblaciones humanas que representan una muestra de la diversidad genética global. La similitud genética se calcula mediante algoritmos matemáticos que identifican segmentos compartidos entre el ADN del individuo o del grupo y el de los genomas de referencia. Estos segmentos indican un origen común o una mezcla entre poblaciones. La similitud genética permite asignar proporciones de ascendencia a cada individuo o grupo según su afinidad con los genomas de referencia.

Ventajas de usar la similitud genética para determinar la ascendencia

Usar la similitud genética para determinar la ascendencia tiene varias ventajas frente al uso del término “raza” en los estudios genéticos. En primer lugar, es un método más preciso y objetivo, que se basa en datos genéticos y no en criterios subjetivos o arbitrarios. Además, es un método más flexible y dinámico, que puede adaptarse a diferentes niveles de resolución y a diferentes contextos históricos y geográficos. Pero también, es un método más inclusivo y respetuoso, que reconoce la diversidad y la complejidad de las poblaciones humanas y que no impone etiquetas que puedan generar discriminación o estigmatización.

¿Qué otros descriptores se pueden usar en los estudios genéticos además de la ascendencia?

La ascendencia no es el único descriptor que se puede usar en los estudios genéticos para describir las poblaciones. El comité de expertos también sugiere que los investigadores adapten su uso de otros descriptores como la etnia, la geografía, la cultura o el fenotipo según el propósito y el diseño del estudio. Estos descriptores pueden aportar información relevante sobre factores no genéticos que pueden influir en la salud y los rasgos de las personas. Algunos de estos son, por ejemplo, el medio ambiente, la dieta, el estilo de vida o las costumbres. Sin embargo, el comité advierte que estos descriptores deben usarse con precaución y con una definición clara y transparente. Estos descriptores pueden tener diferentes significados e implicaciones para diferentes personas.

Para seguir pensando

Eliminar el término “raza” en los estudios genéticos puede tener beneficios tanto para la ciencia como para la sociedad. Desde el punto de vista científico, puede mejorar la calidad y la validez de los estudios, al utilizar descriptores más precisos y relevantes para medir la variación genética y sus efectos en la salud y los rasgos. Desde el punto de vista social, puede promover una visión más equitativa e inclusiva de la diversidad humana. Al evitar etiquetas que puedan generar prejuicios y discriminación contra ciertos grupospodrá promover una visión más justa. En definitiva, eliminar el término “raza” en los estudios genéticos puede contribuir a un mejor conocimiento y una mejor convivencia entre las personas.