Escocia sorprende con nuevas especies de pterosaurios

4 min lectura
La aparición de nuevas especies de pterosaurios en el registro fósil indica que estos reptiles tenían una distribución global durante el Jurásico.
La aparición de nuevas especies de pterosaurios en el registro fósil indica que estos reptiles tenían una distribución global durante el Jurásico.
¡Comparte este artículo!

Las nuevas especies de pterosaurios descubiertas en Escocia desafían la noción previa de que estos reptiles habitaban únicamente en lo que hoy conocemos como China.

CONTENIDOS

Descubrimiento en la Niebla

En la isla de Skye, ubicada en el noroeste de Escocia, un equipo de paleontólogos ha hecho un descubrimiento que está redefiniendo nuestra comprensión de la diversidad de los pterosaurios durante el Jurásico Medio. Han desenterrado una nueva especie de pterosaurio, Ceoptera evansae, que vivió hace aproximadamente entre 168 y 166 millones de años. Este hallazgo es significativo porque desafía la noción previa de que los pterosaurios habitaban únicamente en lo que hoy conocemos como China. El descubrimiento de Ceoptera evansae en Escocia indica que estos reptiles voladores tenían una distribución mucho más amplia de lo que se pensaba anteriormente.

El estudio de nuevas especies de pterosaurios, como Ceoptera evansae, nos ayuda a entender mejor cómo estos reptiles voladores se adaptaron y evolucionaron a lo largo del tiempo.

Un Homenaje a la Ciencia

El nombre de esta nueva especie de pterosaurio, Ceoptera evansae, es un homenaje a la científica Susan E. Evans por su dedicación a la paleontología y morfología, especialmente en la Isla de Skye. La palabra gaélica “cheò” inspira el nombre, reflejando la neblina característica de la isla. Este nombre es un reconocimiento a la labor de los científicos que, a pesar de las condiciones climáticas adversas, continúan explorando y descubriendo nuevas especies que nos ayudan a entender mejor la historia de la vida en nuestro planeta.

Te Puede Interesar:

El T. Rex: ¿Un Dinosaurio Inteligente o Engañoso?: Escocia sorprende con nuevas especies de pterosaurios

Un Linaje Extendido

El descubrimiento de Ceoptera evansae ha revelado que el clado Darwinoptera, al que pertenece este pterosaurio, es más diverso y extendido de lo que se pensaba anteriormente. Este clado de pterosaurios persistió durante más de 25 millones de años, desde el Jurásico Temprano hasta el Jurásico Tardío. Durante este período, las especies dentro del clado se dispersaron por todo el mundo. Este hallazgo respalda un nuevo y más complejo modelo para la evolución temprana de los pterosaurios. La rareza de los fósiles de pterosaurios del Jurásico Medio y su incompletitud han obstaculizado previamente los intentos de comprender la evolución temprana de los pterosaurios. Este descubrimiento muestra que todos los principales clados de pterosaurios del Jurásico evolucionaron bien antes del final del Jurásico Temprano, antes de lo que se había pensado.

Un Esqueleto Revelador

Los restos de Ceoptera evansae son algunos de los fósiles de pterosaurio más completos encontrados en el Reino Unido. Estos restos ofrecen una ventana única a la anatomía de estos reptiles voladores. El esqueleto consiste en partes del hombro, las alas, las patas y la columna vertebral. Muchos de los huesos permanecen completamente incrustados en la roca y solo pueden estudiarse mediante tomografía computarizada. Este hallazgo proporciona datos cruciales para entender la evolución de los pterosaurios.

Las nuevas especies de pterosaurios, a pesar de la fragilidad de sus huesos, han dejado fósiles excepcionalmente bien conservados que nos permiten estudiar su anatomía.

Tecnología al Servicio del Pasado

Para estudiar los fósiles de Ceoptera evansae, los investigadores de la Universidad de Bristol utilizaron técnicas avanzadas de tomografía computarizada. Estas técnicas permiten crear modelos digitales de los fósiles, lo que facilita su estudio sin dañar los restos originales. Gracias a estos modelos, los investigadores estimaron que Ceoptera evansae tenía una envergadura de entre 90 cm a 105 cm. Este tamaño sugiere que Ceoptera evansae era un pterosaurio en una etapa intermedia de evolución, lo que proporciona información valiosa sobre cómo estos reptiles voladores se adaptaron y evolucionaron a lo largo del tiempo.

Utilizando técnicas avanzadas de tomografía computarizada, investigadores crearon modelos digitales de los fósiles, estimando una envergadura de 90 cm a 105 cm para el Ceoptera, un pterosaurio en una etapa intermedia de evolución

Rellenando Huecos Evolutivos con las Nuevas Especies de Pterosaurios:

Ceoptera evansae es una pieza clave en el rompecabezas de la evolución de los pterosaurios. Este descubrimiento ayuda a llenar vacíos en el registro fósil de los pterosaurios del Jurásico y Cretácico tardío en el Reino Unido. Los fósiles de pterosaurios son raros, especialmente durante el Jurásico Medio, debido a la fragilidad de sus huesos y su hábitat aéreo. Sin embargo, Ceoptera evansae proporciona datos cruciales para entender su evolución. Este pterosaurio es parte del clado Darwinoptera, que se creía que estaba limitado a China. Sin embargo, el descubrimiento de Ceoptera en Escocia indica que este clado tenía una distribución global y una diversidad de especies mayor de lo que se pensaba. Esto sugiere que los principales clados de pterosaurios del Jurásico evolucionaron bien antes del final del Jurásico Temprano, antes de lo que se había pensado.

Nuevas Especies de Pterosaurios: Dominio Aéreo Prehistórico

Antes de la aparición de las aves, los pterosaurios fueron los primeros vertebrados en conquistar los cielos. Estos reptiles voladores evolucionaron durante el Mesozoico, desde el Triásico Tardío hasta el final del Cretácico (228 a 66 millones de años atrás). Sus alas se formaron por una membrana de piel, músculo y otros tejidos que se extendía desde los tobillos hasta un cuarto dedo extraordinariamente largo. Había dos tipos principales de pterosaurios: los pterosaurios basales, que eran animales más pequeños con mandíbulas completamente dentadas y, típicamente, colas largas; y los pterodactiloides, que evolucionaron en muchos tamaños, formas y estilos de vida, tenían alas más estrechas con extremidades traseras libres, colas muy reducidas y cuellos largos con cabezas grandes. En el suelo, caminaban bien sobre sus cuatro extremidades con una postura erguida. Algunas especies destacaron por sus impresionantes envergaduras, como Quetzalcoatlus northropi y Thapunngaka shawi.

IMAEl descubrimiento de nuevas especies de pterosaurios en la isla de Skye ha revolucionado nuestra comprensión de la diversidad de estos reptiles voladores.GEN NO ENCONTRADA

Para seguir pensando

Los huesos huecos de los pterosaurios, similares a los de las aves, tienden a aplastarse y distorsionarse con el tiempo. Esto hace que los fósiles a menudo estén incompletos o deformados. Sin embargo, Ceoptera se ha conservado excepcionalmente bien. A pesar de la fragilidad de estos fósiles, los investigadores han podido obtener una gran cantidad de información sobre la anatomía y la evolución de los pterosaurios a partir de los restos de Ceoptera evansae.