¡Quiero Más Ciencia!

La publicación digital “Quiero Más Ciencia” se centra en presentar los avances más relevantes y emocionantes en ciencia, tecnología, salud, medio ambiente y sociedad.

La IA super inteligente ¿superará a los humanos?

4 min lectura
¿La IA super inteligente reemplazará humanos? Es incierto. Su potencial genera debate y oportunidades en distintos campos.
Algoritmos, Aprendizaje automático, Redes neuronales, Procesamiento del lenguaje natural, Computación cuántica.
¡Comparte este artículo!

La inteligencia artificial (IA) ha avanzado significativamente, y algunos investigadores creen que podría alcanzar una inteligencia general, superando incluso a los humanos en la mayoría de las tareas.

CONTENIDOS

La IA super inteligente: Un Futuro Incierto

La inteligencia artificial (IA) ha avanzado significativamente, y algunos investigadores creen que podría alcanzar una inteligencia general, superando incluso a los humanos en la mayoría de las tareas. Sin embargo, la aparición de una superinteligencia de IA es incierta, y los científicos debaten si podrán preverla y advertir al mundo. Emergencia de la IA super inteligente es debatida. Su desarrollo gradual desafía concepciones. Importancia en sociedad y futuro es clave.

La IA ha sido una fuente implacable de innovación empresarial y su influencia está a punto de expandirse dramáticamente. Muchos informáticos, economistas e inversores creen que estamos en el umbral de enormes avances en inteligencia artificial y aprendizaje automático. El siguiente paso significativo para la IA surgió durante los peores meses de Covid-19 con el lanzamiento del GPT-3 de OpenAI, que utiliza modelos Transformer.ai para permitir que una computadora no solo reconozca imágenes y patrones, sino que genere lenguaje, texto e imágenes por sí misma.

Evaluación Crítica de La IA super inteligente

La inteligencia artificial (IA) ha irrumpido en sectores muy diversos, desde la industria farmacéutica hasta la sanidad, la fabricación, la logística, la agricultura de precisión y hasta en la predicción del tiempo atmosférico. Sin embargo, su futuro se orienta principalmente hacia tres vertientes: la inteligencia artificial generativa; es decir, la IA que, por medio de algoritmos que utilizan contenido ya existente en textos, archivos de audio o imágenes, crea nuevos contenidos.

La IA desempeña un papel crucial en la evaluación educativa. A través de herramientas como Google Classroom o Moodle, se pueden recopilar datos sobre el rendimiento de los estudiantes, y modelos de lenguaje como ChatGPT pueden analizar esos datos y generar informes en lenguaje natural. Sin embargo, también existen riesgos para quienes no tengan en cuenta el respeto a los derechos humanos, la democracia y los valores éticos en sus políticas a la hora de desarrollar y utilizar la IA.

Te Puede Interesar:

Diferentes escenarios de la IA para los humanos en el futuro: La IA super inteligente ¿superará a los humanos?

Modelos de Lenguaje y AGI

La Inteligencia Artificial Generativa (IAG) es una rama de la Inteligencia Artificial (IA) que se enfoca en la generación de contenido original, texto, imágenes, vídeos y otros a partir de datos existentes y en respuesta a indicaciones. Los modelos generativos aprenden los patrones, la estructura de los datos de entrada y luego crean contenido nuevo que es similar a los datos de entrenamiento, con cierto grado de novedad, en lugar de solo clasificar o predecir datos.

Los sistemas de IA generativa más destacados incluyen ChatGPT y Bard, un chatbot construido por Google usando su modelo de base LaMDA. Otros modelos generativos de IA incluyen sistemas de arte de Inteligencia Artificial como Stable Diffusion, Midjourney y DALL-E. La inversión en IA generativa ha aumentado considerablemente, con grandes empresas como Microsoft, Google y Baidu, así como otras empresas que desarrollan modelos de IA generativa. Un sistema generativo de IA se construye aplicando aprendizaje automático no supervisado o auto supervisado a un conjunto de datos. Las capacidades de un sistema de IA generativa dependen de la modalidad o el conjunto de datos utilizado.

Investigación Sobre la Emergencia

La “emergencia” es un fenómeno donde los modelos de IA ganan inteligencia de manera abrupta e impredecible. Un estudio reciente sugiere que estas habilidades innovadoras se desarrollan de forma más gradual, desafiando la idea de la emergencia. La emergencia hace referencia a aquellas propiedades o procesos de un sistema no reducibles a las propiedades o procesos de sus partes constituyentes. La mente, por ejemplo, es considerada por muchos como un fenómeno emergente, ya que surge de la interacción distribuida entre diversos procesos neuronales (incluyendo también algunos corporales y del entorno) sin que pueda reducirse a ninguno de los componentes que participan en el proceso. En este contexto, su relevancia en la sociedad moderna es indiscutible.

Dada la velocidad a la que evoluciona esta tecnología, es crucial mantenerse al día con las tendencias y desarrollos futuros. Realizar investigación durante una emergencia tiene retos importantes a considerar, debido a la situación vulnerable que viven las personas participantes como son los afectados, los primeros intervinientes, el personal de salud, la comunidad y los reporteros de los medios de comunicación.

Perspectivas de Expertos en IA

La inteligencia artificial (IA) está en continua evolución, planteando desafíos y oportunidades para la sociedad, economía y medio ambiente. Los expertos tienen distintas perspectivas sobre su estado actual y futuro, así como sobre sus implicaciones éticas, sociales y legales. Entre los temas de interés destacan: el desarrollo de la inteligencia artificial general (IAG), que abarca tareas intelectuales humanas; la regulación para su uso responsable; la colaboración humano-máquina para potenciar capacidades; y la preparación educativa y laboral ante los próximos cambios en la era de la IA.

Seguridad y Política de la IA

La seguridad de la inteligencia artificial (IA) se refiere a la prevención de riesgos derivados del uso de sistemas de IA, tanto accidentales como intencionados. Estos riesgos pueden afectar a la privacidad, la seguridad, la confianza, la equidad y la responsabilidad de las personas y las organizaciones que interactúan con la IA.
La política de la IA se centra en establecer normativas y directrices que guíen el progreso y la implementación de esta tecnología. En este sentido, se consideran elementos cruciales: la transparencia y explicabilidad de los sistemas de IA, permitiendo comprender su operatividad y decisiones; la inclusión y participación de diversos actores sociales para salvaguardar sus intereses y derechos; además, la gobernanza y colaboración a nivel global, buscando impulsar un empleo equitativo y sostenible de la IA.

Para seguir pensando

La inteligencia artificial (IA) ha permeado sectores diversos, desde la industria farmacéutica hasta la educación, con enfoque en la generación de contenido y evaluación educativa. Su expansión trae avances significativos, pero plantea desafíos al descuidar aspectos humanos. ¿Cómo asegurar un desarrollo equilibrado de la IA, considerando su progreso y su impacto en la sociedad, sin perder de vista la importancia de los valores fundamentales en su evolución tecnológica?