Venus es gemelo de la tierra, pero perdió su agua en el espacio

4 min lectura
La investigación reciente revela cómo Venus perdió su agua al espacio, un hallazgo que cambia nuestra comprensión de la evolución planetaria.
¡Comparte este artículo!

El proceso de recombinación disociativa es crucial para entender cómo Venus perdió su agua al espacio, dejándolo seco y desolado.

CONTENIDOS

El Enigma de Venus: Perdió su Agua en el Espacio

Venus, nuestro vecino planetario, es un mundo muy similar a la Tierra, y aunque comparte muchas características en términos de tamaño y composición, presenta un contraste marcado en términos de su atmósfera y su contenido de agua. Mientras que la Tierra es un planeta azul lleno de agua, Venus es un mundo seco y abrasador. Recientes simulaciones computacionales han demostrado algunos datos sobre este misterio, sugiriendo que la pérdida de agua al espacio es más significativa de lo que se pensaba anteriormente. Estos hallazgos son fundamentales para entender cómo Venus, que probablemente una vez se pareció mucho a la Tierra, se ha convertido en un mundo casi irreconocible hoy en día.

A diferencia de la Tierra, Venus se le están fugando CO2 y O2 a un ritmo que podría haber cambiado drásticamente su clima y geología.

El ion HCO+ juega un papel esencial en cómo Venus perdió su agua al espacio, facilitando la fuga de hidrógeno.

La Atmósfera de Venus y la Fuga de Hidrógeno

La atmósfera de Venus es densa y está compuesta principalmente de dióxido de carbono, con nubes de ácido sulfúrico. Esta atmósfera actúa como un escenario para un fenómeno llamado recombinación disociativa. Este proceso implica la pérdida de electrones y la liberación de átomos de hidrógeno, que pueden escapar al espacio. Esta fuga de hidrógeno es significativa, ya que priva al planeta de uno de los componentes esenciales para la formación de agua. Según las simulaciones, Venus podría estar perdiendo aproximadamente el doble de agua cada día en comparación con las estimaciones previas.

El Papel del HCO+ en la Atmósfera

Una molécula clave en este proceso es el Catión Formilo (HCO+), compuesta por hidrógeno, carbono y oxígeno. Las simulaciones indican que esta molécula podría estar facilitando la fuga de hidrógeno y, por ende, la pérdida de agua de Venus. El HCO+ se encuentra en la atmósfera superior de Venus y juega un papel crucial en la recombinación disociativa. Cuando un ion HCO+ se encuentra con un electrón, se produce una reacción que libera un átomo de hidrógeno de alta energía. Este átomo de hidrógeno puede entonces escapar al espacio, contribuyendo a la pérdida de agua del planeta.

El ion HCO+ juega un papel crucial en cómo Venus perdió su agua al espacio, facilitando la fuga de hidrógeno.

Cómo Venus Perdió su Agua en el Espacio

La investigación publicada en la revista Nature detalla cómo Venus podría estar perdiendo aproximadamente el doble de agua cada día en comparación con estimaciones previas. Este hallazgo es demuestra la evolución de la atmósfera venusina y su estado actual. Los científicos utilizaron modelos computacionales para entender a Venus como un gigantesco laboratorio químico, enfocándose en las diversas reacciones que ocurren en la atmósfera turbulenta del planeta. Los investigadores informan que una molécula llamada HCO+ (un ion compuesto por un átomo de hidrógeno, carbono y oxígeno) en la alta atmósfera de Venus podría ser la culpable de la fuga de agua del planeta.

Comparación con la Tierra

Mientras que la Tierra está compuesta por un 71% de agua, Venus posee una cantidad minúscula en comparación. Si se distribuyera uniformemente, Venus tendría una capa de agua de solo 3 cm de profundidad, frente a las 3 km de la Tierra. A pesar de las similitudes en tamaño y composición con la Tierra, Venus tiene una atmósfera única que es diferente a la de la Tierra. La atmósfera de Venus está compuesta principalmente de dióxido de carbono, con nubes de ácido sulfúrico. Debido a su atmósfera de efecto invernadero, Venus tiene la superficie más caliente de cualquier planeta en nuestro sistema solar.

La nave espacial Magallanes de la NASA fue desplegada desde la bahía de carga del transbordador espacial Atlantis en 1989. Magallanes representó la primera misión planetaria lanzada desde un transbordador espacial.

Perdió su Agua en el Espacio: El Pasado Acuático de Venus

Los científicos creen que Venus, en sus orígenes, tenía tanta agua como la Tierra. Sin embargo, las nubes de dióxido de carbono desencadenaron un efecto invernadero extremo, evaporando toda el agua y desplazándola hacia el espacio. Los estudios sugieren que durante la formación de Venus, el planeta recibió aproximadamente la misma cantidad de agua que la Tierra. Sin embargo, un evento catastrófico ocurrió en algún momento. Las nubes de dióxido de carbono en la atmósfera de Venus desencadenaron el efecto invernadero más potente en el sistema solar, elevando finalmente las temperaturas en la superficie a un abrasador de 480 grados Celcius.

Te Puede Interesar:

Al final el Sol podría tragarse a la Tierra: Venus es gemelo de la tierra, pero perdió su agua en el espacio

La Búsqueda de HCO+ en Venus

Las futuras misiones a Venus podrían proporcionar más pistas sobre el misterio del agua perdida. La NASA ha anunciado dos nuevas misiones a Venus, DAVINCI+ y VERITAS, que se lanzarán entre 2028 y 2030. Estas misiones se centrarán en el estudio de la atmósfera y las características geológicas de Venus. Una de las metas de estas misiones es buscar el ion HCO+ en la atmósfera de Venus. Recordemos que el HCO+ juega un papel diferencial en la recombinación disociativa, un proceso que libera átomos de hidrógeno que pueden escapar al espacio, contribuyendo a la pérdida de agua del planeta. La detección de HCO+ en la atmósfera de Venus podría confirmar los hallazgos de las simulaciones computacionales y proporcionar una explicación más sólida de por qué Venus es tan seco.

Para seguir pensando

Este estudio no solo nos ayuda a entender mejor a Venus, sino que también ofrece perspectivas sobre la presencia y el comportamiento del agua en otros planetas de nuestra galaxia. La pérdida de agua en Venus es un fenómeno que nos permite entender cómo los planetas pueden pasar de ser potencialmente habitables a ser incapaces de sostener vida. Aunque Venus es ahora un mundo inhóspito, los científicos creen que en sus orígenes, Venus tenía tanta agua como la Tierra. Sin embargo, las nubes de dióxido de carbono desencadenaron un efecto invernadero extremo, evaporando toda el agua y desplazándola hacia el espacio. Estos hallazgos nos recuerdan que los planetas pueden cambiar drásticamente con el tiempo, y que incluso un planeta que una vez fue similar a la Tierra puede convertirse en un mundo completamente diferente.