¡Quiero Más Ciencia!

La publicación digital “Quiero Más Ciencia” se centra en presentar los avances más relevantes y emocionantes en ciencia, tecnología, salud, medio ambiente y sociedad.

Los Simios bromean con humor similar a nosotros

4 min lectura
Los simios bromean con un sentido de humor que refleja su inteligencia social, una forma de comunicación y aprendizaje.
Los simios bromean con un sentido de humor que refleja su inteligencia social, una forma de comunicación y aprendizaje.
¡Comparte este artículo!

El humor en los simios se manifiesta a través de bromas juguetonas. Estas bromas son una forma de interacción social que fortalece sus vínculos.

CONTENIDOS

El humor, una herencia de nuestros antepasados simios

¿Alguna vez has visto a un chimpancé dar una palmada en la espalda a otro y salir corriendo, o a un orangután tirar del pelo a su compañero y hacerle muecas? Si es así, has sido testigo de una forma de humor muy similar a la que practican los niños humanos: el bromear juguetonamente. Un equipo de científicos ha analizado este comportamiento en las cuatro especies de grandes simios y ha descubierto que comparten con nosotros los requisitos cognitivos para hacer chistes. Esto sugiere que el origen del humor se remonta a un antepasado común que vivió hace al menos 13 millones de años.

Cómo reconocer que bromean juguetonamente en los simios

El bromear juguetonamente es una forma de interacción social que se sitúa entre el juego normal y la agresión. Implica provocar una respuesta o llamar la atención de otro individuo, haciendo algo que va en contra de sus expectativas o que le molesta ligeramente. Por ejemplo, ofrecerle un objeto y retirarlo en el último momento, impedirle coger algo que desea, hacer lo contrario de lo que se le dice o simplemente tocarle. Para que se considere bromear juguetonamente, el autor de la broma debe mostrar señales de juego, como sonreír, reír o adoptar una postura relajada, y el receptor debe tolerarla sin enfadarse.

En los simios, el humor, manifestado a través de bromas juguetonas, es una parte integral de su crecimiento. Este comportamiento lúdico les permite explorar su entorno social, aprender sobre las normas y límites, y fortalecer sus vínculos sociales.

Los chimpancés, los más bromistas de los simios

Los investigadores observaron 75 horas de vídeo de chimpancés, bonobos, gorilas y orangutanes en distintos zoológicos, y registraron 18 tipos diferentes de bromas juguetonas. Los chimpancés fueron los que más bromearon, seguidos de los bonobos, los gorilas y los orangutanes. Los chimpancés solían dar palmadas, interponerse o molestar a los adultos que estaban durmiendo o distraídos. Los orangutanes preferían tirar del pelo, los gorilas empujar y los bonobos hacer cosquillas o robar objetos. En la mayoría de los casos, el bromista era un joven que se dirigía a un adulto, y repetía la broma hasta obtener una reacción. En un cuarto de los casos, el adulto devolvía la broma al joven, iniciando así un juego más convencional.

Los simios Bromean juguetonamente con humor, una forma de aprender y relacionarse

¿Qué función tiene el bromear juguetonamente en los simios? Los científicos no tienen una respuesta definitiva, pero plantean algunas hipótesis. Por un lado, el bromear juguetonamente podría ser una forma de aprender sobre el entorno social, las normas y los límites de los demás. Por otro lado, podría ser una forma de crear y mantener vínculos afectivos, al generar diversión y complicidad entre los participantes. Además, el bromear juguetonamente requiere habilidades cognitivas complejas, como anticipar la reacción del otro, entender sus expectativas y engañarle intencionalmente. Estas habilidades son esenciales para la comunicación y la cooperación, tanto en los simios como en los humanos.

Te Puede Interesar:

El Corto Sueño de los Pingüinos Barbijos: Los Simios bromean con humor similar a nosotros

El humor, una capacidad compartida por los primates

El bromear juguetonamente es una forma de humor muy básica, que precede al humor verbal y al humor basado en el ingenio o la ironía. Sin embargo, comparte con ellos algunos elementos clave, como la sorpresa, la incongruencia y la transgresión. El hecho de que los simios sean capaces de bromear juguetonamente indica que poseen los requisitos cognitivos para el humor, y que estos se originaron en un antepasado común con los humanos. Por tanto, el humor no es una invención exclusiva de nuestra especie, sino una capacidad compartida por todos los primates, que se ha ido desarrollando y diversificando a lo largo de la evolución.

El humor, una ventaja adaptativa para los simios

¿Por qué el humor ha evolucionado en los primates? Algunos expertos sugieren que el humor tiene una ventaja adaptativa, es decir, que ayuda a la supervivencia y la reproducción de los individuos que lo poseen. El humor podría favorecer la salud física y mental, al reducir el estrés, mejorar el ánimo y fortalecer el sistema inmunológico. El humor también podría facilitar la resolución de problemas, al estimular la creatividad, la flexibilidad y el pensamiento lateral. Por último, el humor podría promover el éxito social, al aumentar la atracción, la confianza y la cooperación entre los miembros de un grupo.

El humor, una herramienta para el cambio social

El humor no solo tiene beneficios individuales, sino también colectivos. Tener humor puede ser una herramienta para el cambio social, al cuestionar el orden establecido, denunciar las injusticias y proponer alternativas. El humor puede generar empatía, solidaridad y conciencia entre las personas, al hacerles ver las cosas desde otra perspectiva, compartir sus emociones y motivarlas a actuar. Tener humor puede también fomentar la diversidad, el respeto y la tolerancia, al celebrar las diferencias, evitar los conflictos y resolver las tensiones. El humor, en definitiva, puede contribuir a crear una sociedad más justa, pacífica y feliz.

Para seguir pensando

El humor es una de las manifestaciones más fascinantes de nuestra inteligencia, nuestra cultura y nuestra personalidad. Tener humor refleja nuestra forma de ver el mundo, de interpretar la realidad y de relacionarnos con los demás. El humor nos permite expresar nuestros sentimientos, nuestras ideas y nuestros valores. Tener humor nos hace reír, pensar y soñar. El humor nos hace humanos. Y, como hemos visto, el humor nos une a nuestros parientes más cercanos, los grandes simios, con los que compartimos un origen común y una capacidad para el juego, la broma y la risa.