Cepas mutantes de gripe encontradas en perros

4 min lectura
Las "cepas mutantes de la gripe" identificadas en perros sugieren peligro de contagio a humanos, exigiendo medidas preventivas.
Cepas mutantes de la gripe, perros, contagio, salud pública, prevención,
¡Comparte este artículo!

Perros podrían propagar la gripe por las cepas mutantes encontradas

La gripe es una enfermedad infecciosa que afecta a los humanos y a muchos otros animales, como los perros. Aunque normalmente cada especie tiene su propio tipo de virus de la gripe, a veces estos virus pueden saltar de una especie a otra y causar brotes epidémicos. En este artículo, te explicamos cómo se ha descubierto que los perros pueden albergar cepas mutantes de la gripe humana y qué riesgos puede suponer para la salud pública.

¿Qué son las cepas mutantes de la gripe humana en perros?

Las cepas mutantes de la gripe humana en perros son variantes del virus de la influenza A que normalmente infecta a las personas, pero que ha sufrido cambios genéticos que le permiten adaptarse y replicarse en los canes. Estas cepas se originaron por la recombinación de dos tipos de virus: el H3N2, que es una cepa de la gripe aviar que se transmitió a los perros en Asia, y el H1N1, que es una cepa de la gripe porcina que causó una pandemia mundial en 2009.

Te Puede Interesar:

Científicos descubren el primer virus vampiro de la historia: Cepas mutantes de gripe encontradas en perros

Descubrieron cepas mutantes de gripe en perros

Estas cepas mutantes se descubrieron gracias a un estudio reciente realizado por un equipo internacional de científicos, que analizó muestras nasales de más de 800 perros procedentes de clínicas veterinarias de China entre 2013 y 2015. Los investigadores secuenciaron el genoma completo de los virus encontrados en las muestras y hallaron que el 16% de los perros estaban infectados por alguna de las cuatro cepas mutantes identificadas, que se denominaron CIVsH3N2-H1N1r.

¿Qué características tienen estas cepas mutantes de gripe?

Estas cepas mutantes tienen algunas características que las hacen potencialmente peligrosas para la salud animal y humana. Por un lado, tienen una alta capacidad de infectar a los perros y causarles síntomas respiratorios como tos, estornudos, fiebre y dificultad para respirar. Por otro lado, tienen mutaciones en la hemaglutinina, que es la proteína que el virus usa para unirse a las células del huésped e introducir su material genético. Estas mutaciones podrían facilitar la transmisión del virus entre los perros y también entre los perros y las personas.

Prevenir la propagación de las cepas mutantes de gripe

La prevención de la propagación de estas cepas mutantes pasa por adoptar medidas de higiene y control tanto en los perros como en las personas. En el caso de los perros, se recomienda vacunarlos contra la gripe canina. Además, evitar el contacto con otros perros enfermos o sospechosos de estarlo, y acudir al veterinario si presentan síntomas respiratorios. En el caso de las personas, se recomienda lavarse las manos con frecuencia. También, usar mascarilla si se está en contacto con perros infectados o con secreciones nasales, y consultar al médico si se desarrollan síntomas gripales.

Consecuencias para la salud pública

Esta situación podría tener consecuencias graves para la salud pública si alguna de estas cepas mutantes logra saltar a los humanos y causar una nueva pandemia. Esto dependerá de varios factores, como la virulencia del virus, la susceptibilidad de las personas, la eficacia de las vacunas existentes y la capacidad de respuesta de los sistemas sanitarios. Por eso, es importante vigilar la evolución de estas cepas mutantes y desarrollar nuevas estrategias para prevenir y controlar su posible emergencia.

Estudiando las cepas mutantes

El estudio de estas cepas mutantes tiene varios beneficios para el avance del conocimiento científico y la mejora de la salud pública. Por un lado, permite entender mejor cómo se produce el proceso de recombinación viral y cómo afecta a la adaptación y evolución del virus. Además, permite identificar posibles blancos terapéuticos para el desarrollo de nuevos fármacos o vacunas contra estas cepas mutantes. Por lo tanto, permite establecer un sistema de vigilancia y alerta temprana para detectar y contener posibles brotes epidémicos.

Para seguir pensando

El estudio de estas cepas mutantes también tiene algunas limitaciones que deben tenerse en cuenta. Por un lado, se basa en muestras recogidas en un solo país y en un periodo de tiempo limitado, por lo que no se puede descartar que existan otras cepas mutantes en otras regiones o en otros momentos. Además, lado, no se ha podido determinar con certeza si estas cepas mutantes pueden infectar a los humanos y cómo se comportarían en ese caso. Por eso, se necesita ampliar el estudio a otras poblaciones y realizar más experimentos para evaluar el riesgo real de estas cepas mutantes.

FAQ

¿Cuáles son los riesgos asociados con estas “cepas mutantes de la gripe” en perros?

Pueden causar síntomas respiratorios en los perros y plantean la posibilidad de transmisión a los humanos.

¿Cómo se pueden prevenir las “cepas mutantes de la gripe” en perros?

La vacunación canina y medidas de higiene ayudan a prevenir su propagación entre perros y humanos.

¿Qué consecuencias podrían tener las “cepas mutantes de la gripe” para la salud pública?

Si estas cepas se propagan a los humanos, podrían desencadenar una nueva pandemia, dependiendo de varios factores.