¡Quiero Más Ciencia!

La publicación digital “Quiero Más Ciencia” se centra en presentar los avances más relevantes y emocionantes en ciencia, tecnología, salud, medio ambiente y sociedad.

Una novia para el abejorro: orquídea geoblasta pennicillata

4 min lectura
La orquídea Geoblasta pennicillata engaña al abejorro imitando a una hembra para lograr la polinización cruzada.
orquídea, Geoblasta pennicillata, abejorro, coevolución, polinización.
¡Comparte este artículo!

Orquídea Geoblasta pennicillata y su relación con el abejorro

Las orquídeas son plantas que se caracterizan por la complejidad de sus flores y por las intrincadas interacciones ecológicas con sus agentes polinizadores. Estos polinizadores son muy variados y, según cuál sea la especie en cuestión, pueden ser moscas, mosquitos, abejas, avispas, mariposas, coleópteros y aves. Las orquídeas han desarrollado diversas estrategias reproductivas que atraen a los animales para promover la polinización cruzada. Es decir, la transferencia de polen de una planta a los pistilos de otro individuo. Una de estas estrategias es la mimetización de las flores con otros organismos o con partes de ellos, como ocurre en el caso de la orquídea Geoblasta pennicillata y su relación con el abejorro.

Orquídea Geoblasta pennicillata

La orquídea Geoblasta pennicillata es una especie terrestre que se distribuye en el sur de Brasil, Uruguay y Argentina. Tiene flores pequeñas de color blanco o rosado, con un labelo trilobulado, es decir, un pétalo modificado de tres lóbulos. Además, presenta una mancha oscura en el centro, esta mancha simula ser el abdomen de una abeja hembra. Por ello, atrae a los machos de ciertas especies de abejorros que intentan copular con ella, de la misma forma que una pista de aterrizaje.

El polinario, el órgano que contiene el polen, entra en contacto con el insecto y así una masa compacta de polen se adhiere al cuerpo del insecto. Luego, el insecto deposita la masa de polen en otra flor.

Similitudes entre la orquídea Geoblasta pennicillata y el abejorro

El parecido de la orquídea con el abejorro es tal que incluso se asemejan los pelos del abdomen, el color e incluso las hojas posteriores a las alas de la hembra. Además, emite un aroma similar al de las feromonas que usan las abejas para atraer a los machos. Al imitar a una hembra de abejorro, la flor evita competir con otras plantas por los polinizadores, y garantiza que solo los abejorros de su misma zona geográfica la visiten, evitando así la hibridación con otras especies.

Los Abejorros

Los abejorros son insectos sociales que pertenecen a la familia Apidae, la misma que las abejas melíferas. Se diferencian de estas por tener el cuerpo más robusto y peludo, lo que les permite resistir bajas temperaturas. Las abejas y otros insectos polinizadores se alimentan de néctar y polen, y polinizan muchas plantas silvestres y cultivadas.

Algunas especies de abejorros presentan un comportamiento llamado pseudocopulación, que consiste en intentar aparearse con flores que imitan a las hembras de su especie o de otras afines.

Te Puede Interesar:

Aylacostoma chloroticum: La población del caracol sin machos: Una novia para el abejorro: orquídea geoblasta pennicillata

Relación entre orquídea Geoblasta pennicillata y el abejorro

La relación entre la orquídea Geoblasta pennicillata y los abejorros es un ejemplo de coevolución, es decir, un proceso biológico en el que dos o más especies se adaptan mutuamente a lo largo del tiempo, debido a la influencia recíproca que ejercen entre sí. La orquídea ha evolucionado para asemejarse a una abeja hembra y así engañar a los machos de abejorros, que son sus únicos polinizadores efectivos. Los abejorros, por su parte, han desarrollado una preferencia por las flores que más se parecen a sus parejas potenciales. Esta característica aumenta las posibilidades de polinización cruzada de las orquídeas.

Esta relación beneficia únicamente a las orquídeas ya que esta asegura su reproducción sexual. Por el contrario, el abejorro desperdicia tiempo y energía copulando infructuosamente con la flor al ser engañado por las formas de la hembra. La relación entre la orquídea geoblasta pennicillata y los abejorros es muy delicada y depende de varios factores ambientales. Uno de ellos es la temperatura, ya que la flor solo abre sus pétalos cuando hace calor. Por otro lado, los abejorros solo vuelan cuando hay suficiente luz solar.

Para seguir pensando

La orquídea Geoblasta pennicillata y los abejorros son dos grupos de organismos que han establecido una relación estrecha y compleja a lo largo del tiempo. La orquídea ha logrado mimetizar su flor con el abdomen de una abeja hembra, lo que le permite atraer a los machos de abejorros que buscan copular con ella. Los abejorros, al intentar hacerlo, se impregnan de polen y lo transportan a otras flores, favoreciendo la polinización cruzada. Esta relación es un ejemplo de cómo la naturaleza puede generar formas sorprendentes e ingeniosas de asegurar la supervivencia de las especies.

FAQ

¿Por qué los abejorros son los únicos polinizadores efectivos de esta orquídea?

Los abejorros son atraídos por la apariencia y el aroma de la orquídea, que imitan a una hembra de abejorro, lo que los lleva a intentar copular con la flor.

¿Cuál es la importancia de la coevolución entre la orquídea Geoblasta pennicillata y los abejorros?

Esta coevolución demuestra cómo las especies pueden influenciarse mutuamente a lo largo del tiempo y destaca la diversidad de estrategias de polinización en la naturaleza.

¿Qué beneficios obtiene la orquídea Geoblasta pennicillata de esta relación con los abejorros?

La orquídea se beneficia al garantizar su reproducción sexual a través de la polinización cruzada que realizan los abejorros.